Atención del VIH debe centrarse en el bienestar: especialistas

Tina Gutiérrez
Tina Gutiérrez

El campo del VIH ha estado a la vanguardia en el desarrollo de modelos de atención médica centrados en la persona. Este enfoque reconoce que se deben considerar las experiencias, necesidades y preferencias de las personas y comunidades afectadas por el virus.

Se trata de programas de atención que tienen un enfoque humanista, holístico y confiable para personas, familias y comunidades. Estos sistemas se centran en las necesidades, derechos y preferencias de las personas y reconocen la importancia de la participación activa de éstas en la toma de decisiones sobre su propia salud.

Sin embargo, a pesar de la experiencia, los modelos de atención centrados en la persona siguen siendo escasos, según lo consideran especialistas en el tema del VIH, quienes colaboraron en un suplemento especial de la revista de la Sociedad Internacional de Sida (JIAS, por sus siglas en inglés).

Visión a largo plazo

De acuerdo con los diversos estudios presentados en el suplemento, estas estrategias se implementan de manera dispersa en todo el mundo, y si se quiere elevarlos al nivel de los sistemas de salud, es necesario hacer un mayor esfuerzo.

Los programas centrados en las personas buscan crear una atención basada en la calidad, la seguridad y el compromiso a largo plazo. Parten de las demandas de quienes viven con VIH y hacen énfasis en valores como la justicia, los derechos, el respeto y la equidad.

Este tipo de modelo, afirman los investigadores, ha llevado a comprender que la atención debe enfocarse en todos los aspectos de la vida de las personas y no sólo en su salud física o la infección por VIH.

A medida que las estrategias de prevención y tratamiento avanzan, las personas con VIH viven más tiempo. Sin embargo, la adherencia al tratamiento sigue siendo un desafío debido a diversas barreras, como factores psicosociales, enfermedades adicionales, estigma, discriminación y barreras administrativas en los sistemas de salud.

Colocar a las personas en el centro de la atención es una oportunidad de abordar estos desafíos de manera sostenible, significativa y adaptada a cada contexto social. Esto empodera a las personas con VIH y las comunidades, permitiendo modelos de atención basados en la toma de decisiones compartidas, lo que es esencial para la adherencia al tratamiento y la atención a largo plazo.

Puntos clave para implementar la estrategia

En este suplemento de JIAS se muestran ejemplos de implementación de programas centrados en la persona en diversos entornos, como en países de África, América del Norte y Europa. De estos artículos se observan cuatro temas clave que deben ser tomados en cuenta:

1. Los programas centrados en las personas requieren un compromiso significativo y sostenido de todas las partes involucradas, y entre ellos, la colaboración y la retroalimentación de quienes viven con VIH son esenciales. Estos elementos son pasos clave para empoderar a las personas y desarrollar programas sólidos.

2. Estas estrategias de atención llevan a que las personas con VIH permanezcan más tiempo recibiendo atención y obtengan mejores resultados en el tratamiento del virus. Al poner a las personas y sus preferencias en primer lugar, se mejora la retención en los servicios de prevención y tratamiento.

3. El personal de salud enfrenta barreras para implementar la atención centrada en la persona, por lo que necesita un cambio a nivel de los sistemas de salud para superar estas barreras, incluida la autonomía de los trabajadores de la salud y una mayor inversión en su capacitación.

4. Los programas en cuestión deben promover el bienestar más allá de centrarse en la gravedad de la infección. El VIH se ha convertido en una enfermedad crónica manejable, lo que requiere cambios en la forma de abordarla, incluida la eliminación del estigma y la discriminación, así como la medición de la calidad de vida relacionada con la salud.

Los investigadores concluyen que la implementación de modelos centrados en las personas es esencial para mejorar la calidad de vida de quienes viven con VIH. A pesar de los desafíos, señalan, estos modelos son factibles y fundamentales para garantizar una respuesta eficaz y sostenible al VIH. Sólo de esta forma se alcanzarán sistemas de salud más equitativos, justos y centrados en las personas y sus comunidades.

Si no te has hecho una prueba de detección, en AHF Perú las hacemos gratis. Acércate a nuestras oficinas en o escríbenos por WhatsApp.