Buscan en Europa prevenir el VIH en quienes usan drogas

Tina Gutiérrez
Tina Gutiérrez

El Centro Europeo para la Prevención y el Control de Enfermedades (ECDC) y el Observatorio Europeo de las Drogas y las Toxicomanías (OEDT) publicaron una guía para identificar acciones esenciales para enfrentar las enfermedades infecciosas entre personas que se inyectan drogas. 

Esta guía, versión actualizada de la edición de 2011, aborda seis áreas clave de intervención y ofrece recomendaciones que van desde el suministro de equipos de inyección esterilizados, pruebas y vacunación, hasta el tratamiento de infecciones y de dependencias de sustancias.

El documento refleja nueva evidencia científica, así como tratamientos para enfermedades infecciosas y conceptos de salud pública. Destaca el hecho de que el riesgo de contraer virus transmitidos por la sangre, como hepatitis B, hepatitis C y VIH, asociado al uso de drogas inyectables sigue vigente.

Además, menciona otras enfermedades como las infecciones de transmisión sexual y la tuberculosis, que también afectan a quienes usan drogas intravenosas, según lo reporta el diario español La vanguardia.

Desafío de salud pública

La guía enfatiza la necesidad de un enfoque integral y coordinado para abordar este desafío persistente de salud pública en los países de la Unión Europea y del Espacio Económico Europeo. Su objetivo final es mejorar el bienestar y los resultados de salud de las personas afectadas por estos problemas.

Entre las recomendaciones específicas se incluye la entrega de agujas y jeringas esterilizadas, así como otros equipos relacionados con la inyección de drogas, incluso en entornos como prisiones y farmacias. También se aboga por proporcionar tratamiento farmacológico, información y educación para quienes usan drogas, incluso dentro de las cárceles.

Además, la guía sugiere que se ofrezcan vacunas contra hepatitis A y B, infecciones respiratorias, tétanos, neumococo y virus del papiloma humano (VPH) a personas que viven con VIH y se inyectan drogas. Se propone realizar pruebas de enfermedades infecciosas de manera voluntaria y confidencial, canalizando a la atención médica a quienes obtengan resultados positivos.

Protección de largo alcance

Pero el informe también documenta algunos logros importantes. Por ejemplo, en relación con enfermedades infecciosas, se destaca una reducción constante en los diagnósticos de VIH en personas que se inyectan drogas durante la última década. Sin embargo, se advierte sobre la falta de una disminución sustancial en la transmisión del virus de la hepatitis C desde 2015 en algunos países de la Unión Europea y el Espacio Económico Europeo.

La guía también subraya la importancia de contar con salas de inyección supervisadas, es decir, espacios higiénicos y con personal capacitado para que quienes usan drogas puedan hacerlo en un entorno más seguro. Se ha observado que esta estrategia permite reducir comportamientos de riesgo y prevenir la transmisión del VIH y el virus de la hepatitis C.

En la presentación de la guía, los representantes de ECDC y OEDT subrayaron la necesidad de superar barreras como el estigma, la discriminación y las barreras legales para garantizar el acceso a servicios efectivos. Hicieron hincapié en que la coordinación entre los sectores de salud, medicamentos y servicios sociales es esencial, y que las intervenciones deben combinarse con actividades de promoción de la salud que aborden factores estructurales e individuales para fomentar comportamientos más saludables y seguros.

Recuerda que todas las personas tienen derecho a recibir atención médica, sin importar su identidad, sus prácticas o sus condiciones previas de salud. Si no te has hecho una prueba de detección, en AHF Perú las hacemos gratis. Acércate a nuestras oficinas en o escríbenos por WhatsApp.